Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.


Uno de los grandes temas este nuevo siglo, es sin duda el cambio climático. Todos hemos oído hablar sobre ello: los glaciares se derriten, los océanos aumentan su volumen, los gases de efecto invernadero retienen la luz del sol y, por lo tanto, el planeta se calienta cada vez más. Sin embargo, lo que nos debería preocupar aún más, es que las grandes urbes ocupan tan solo el 2% de la superficie global, pero producen el 70% de los gases de efecto invernadero.

No todas las grandes ciudades sobrevivirán al cambio climático, ya que, se prevé que en menos de 100 años la mayoría de las ciudades que hoy son las principales del mundo, se conviertan en lugares inhóspitos gracias al calentamiento global.

Basándose en la premisa, “Hay que contaminar menos” celebra anualmente desde 1995 la COP, donde se reúnen jefes de Estado de 195 países (incluido México) durante dos semanas, participando activamente para llegar a acuerdos que combaten el cambio climático. El objetivo principal es reducir el continuo y ya acelerado calentamiento global de al menos 2 °C por año.

Uno de los principales acuerdos a los que se llegó en esta conferencia, fue que los países aceleren su transición a energías limpias para disminuir lo más rápido posible uso de combustibles fósiles, buscando llegar a emisiones cero de carbón, gases fósiles y combustibles en el año 2050.


A esto se sumaron empresas y se plantearon medidas importantes en la dinámica de producción y distribución de productos y servicios. Alrededor de 500 grandes firmas empresariales destinarán 130 billones de dólares a objetivos climáticos relacionados con el acuerdo de París. Las empresas tendrán que seguir las indicaciones científicas que guían a alcanzar emisiones cero en 2050, comprometiéndose a alcanzar el 50% de sus objetivos en 2030, y el 25% de los objetivos en 5 años. Esto implica ajustar los modelos de negocio y planes de desarrollo, además de realizar informes anuales para analizar su efectividad y mejorar la estrategia de ser necesario.

Todos debemos hacer nuestra parte para ayudar a frenar los cambios que desde hace décadas ocurren y evitar que miles de ciudades, entre ellas ciudades mexicanas, se vuelvan yermos inhabitables, y como empresas, tenemos aún mayor responsabilidad.

Reducir, Reusar y Reciclar parecen acciones simples, sumadas hacen mucho.

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo